Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2014

Tercera entrega

Nueva madrugada y nuevamente nos echamos a la ruta. Está vez son 12 km hasta un primer punto y otros 9 hasta el siguiente pueblo los que nos separan de nuestro destino. Las horas se multiplican. Levantarse a las 5 de la mañana para salir a las 6 se va volviendo costumbre. Está noche es especialmente dura. A la noche, comenzamos a hablar y no dejamos de hacerlo hasta bien entrada la madrugada. La vida es curiosa. me veo compartiendo viaje con la hermana de un chico con el que compartí en la uni inquietudes sociales. Un chico que también estuvo en el ipo, y la vida me da la posibilidad de trabajar y de viajar por primera vez a África con su hermana. Curioso encontrarte con dos hermanos en contexto, lugares y épocas tan diferentes, curioso conectar tan bien con los dos. Hablamos de todo lo personal y profesional, como no de los peques. A cada rato Croco está ne mi cabeza y en mi boca, cuento tal o cual de él. Veo niñas, niños y no puedo evitar compararlos, pensar en cual será de la edad…

Memorias de África II

A las seis de la mañana estamos listos para salir. Nos preocupa la lluvia. La ruta también. Las hermanas están preocupadas y nos encienden una vela a la virgen para que nos proteja. Eso, aunque los agradecemos, también nos preocupa. Hora y media después, y cuando las hermanas estaban contentas y tranquilas porque parecía que no nos íbamos aparece Moise. Nos vamos. Parece que han encontrado o abierto una nueva ruta. Cargamos el coche y con el ánimo dispuesto y las ganas despiertas, comenzamos el camino de algo más de 50 kms. Y auqneu es la misma distancia que cada día hago para llegar al trabajo, está vez, no sabemos cuando llegaremos.
Bajamos dos o tres veces del coche. La carretera no nos deja avanzar. Debemos arreglarla para poder pasar. Es impresionante el trabajo que supone llegar. Ese trabajo tan frágil y efímero, tan etéreo y tan temporal, ya que apenas servirá para que nosotras pasemos. La ruta se convierte en garganta, la erosión de los pocos vehículos que pasan y la lluvia…

Memorias de África I

Va pasando el tiempo, rápido y sin tregua. Parece mentira pero ya pasó más de un mes desde que por primera vez pisé suelo africano.
El día a día nos engulle y pasa todo tan rápido que a veces una tiene la impresión de que ni siquiera ha pasado.
Tenía por ahí, escrito en un papel, algunas notas de las primeras impresiones que el continente me produjo.

I
Bajamos del avión y el calor de África nos abraza dándonos una calurosa bienvenida. El cielo del color rojo se perfila con nubes blancas y perfiles de palmeras. El río congo se muestra majestuoso delimitando el país y el aeropuerto. En el interior nos saludan pósters con la fauna del país y los funcionarios de aduana. El ruido, el bullicio, me reconcilian con los aeropuertos. Vuelven a ser un lugar de ida y vuelta, nada que ver con la sensación de abandono, de dolor, de la desolación del aeropuerto de San Salvador. En la carretera de camino a Kinshasa nos acompañan algunos fueguitos, las personas caminando por la misma esquina de la ca…

¿cómo celebrar el Día de África sin vosotras? #Bringbackourgirls

Hoy 25 de mayo se celebra el día de África, y la verdad es que no se me van de la cabeza las niñas nigerianas secuestradas hace más de un mes.
Hoy 25 de mayo, se conmemora la creación de la organización de la unidad africana, organización que fue sustituida en el 2002 por la unión africana.
Pero pensar en áfrica es pensar en las personas que habitan el continente, y en ese pensar la cabeza se me va irremediablemente a las niñas secuestradas en Nigería, también a todas esas niñas y niños que no llegan a los 5 años de edad por enfermedades curables, o a las personas que mueren en conflictos olvidados para que las empresas multinacionales sigan produciendo teléfonos móviles sin pagar el coste real de lo que cuesta la extracción del mineral.
Coincide que hoy es día también de elecciones en Europa, y que las políticas de la unión europea golpean de lleno en las condiciones de vida del continente. Coincide con la posibilidad de decir a las personas que se sientan en el parlamento europea qu…

África y de sus mujeres

Publicado originalmente en el blog de género de la ONGD en la que trabajo: http://gaurkoemakumeak.wordpress.com/2014/05/23/por-el-dia-de-africa-y-esas-mujeres-valientes-de-la-r-d-del-congo/

“Sin duda de estos días en la RDC lo que más me ha sorprendido es la fuerza y el coraje de tantas y tantas mujeres que hemos conocido.
Mujeres que se levantan cada mañana antes de que salga el sol para ir a por agua, cultivar los campos, vender algún que otro producto en el mercado y trabajar e involucrarse en las cooperativas de ahorro y crédito o de producción y comercialización que hemos ido a visitar.
Organizaciones de mujeres del mercado de Bumba Sorprende su fuerza, su determinación para hacer las cosas, su idea de mejorar las cosas con su esfuerzo, con su trabajo de sol a sol. A alguna le preguntábamos a ver como lo hacían, como es solo 24 horas podían hacer tantas cosas.
Estas mujeres, que trabajan de sol a sol, que están involucradas en la comunidad y con el desarrollo de su entorno y a r…

Gracias a la vida, que me ha dado tanto

Y tras los días de distancia y de anhelo por reencontrar a mi Croco, tras esos días de imaginarlo feliz pero de no dejar de tener miedo de cómo se estaría sintiendo, de no saber cómo me recibiría, debo decir que la vida una vez más me brinda un regalo.
No sé si será por las teorías del apego seguro, o si será por otra cuestión, pero la verdad es que la vuelta a casa ha sido genial. Croco me abrazó como si no hubiera habido parón, como si siempre hubiese estado a su lado, como si él siempre hubiese estado a mi lado, y seguimos hablando de la escuela, de sus monos y de la vida.
Sigue acercándose a buscar el pecho, pero a la vez entiende que ya se secó, que ya no sale leche, pero que seguimos pudiendo compartir el calor y la dulzura de ese momento, agarrándonos, acurrucándonos y dejando que el calor de nuestros cuerpos se haga uno y recordando que fuimos y seremos un mismo cuerpo en dos lugares diferentes.
Ahora descansa sobre mi. Se ha quedado dormido tras leer el cuento que le trajé de…