Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2013

Relámpagos de 26 horas que calientan el corazón

Una visita inesperada. Una llamada de un número extraño que no pretende venderme nada. Una alegría, corta, efímera y que basta para saber que nos queremos. Que basta para saber que compartimos un pasado, un presente y un futuro. Poder hablar como si nos hubiéramos visto ayer, aunque el calendario diga que pasó más de año y tres meses. Un relámpago de amistad justo cuando más lo necesito. Un abrazo, risas, canciones, cervezas. seguir formando parte de una vida compartida en la distancia. Seguir sintiendo la red conexa que somos, encontrar otros fueguitos que nos recuerdan que no estamos solas, que somos una misma llama en diferentes lugares. Compartir fases diferentes de quienes fuimos, y seguir sabiendo que nuestras versiones actuales se llevan tan bien como aquellas versiones que fuimos. Que hay personas a las que estamos unidas por un hilo morado que nos conecta. Que hay personas que nos escuchan hablar de médicos, de sueños y de utopías. Que hay personas que nos hablan de sus sueñ…

Fase Menguante

Yo, al igual que la luna, estoy en fase Menguante. Leía hoy a cerca de los ciclos de las mujeres, de nuestros ciclos y no he podido dejar de pensar en lo importante que es reconocernos nosotras mismas en todas nuestras facetas.
En la sociedad hay emociones o sentimientos que son tabú o de los que no hablamos. Pareciera que quejarnos o reconocernos tristes,  bien no estuviera permitido, bien incomoda a la gente o bien es sintoma de fracaso, de no haber alcanzado la tan deseada felicidad.
Partiendo de la idea de que la felicidad es un cómo más que un qué y que es una actitud más que un estado, es verdad que hay dias en los que una está mas negativa.Días en los que a una le cuesta más estar alegre y feliz.
Y yo estoy en esa fase.
Pero personalmente me ayuda a reconocerme menguante el saberme ciclica ( al igual que todo lo viviente).
Porque los ciclos pasan, y vuelven, pero pasan.
Y esta sensación, este sentimiento menguante dará paso a una luna nueva con oportunidad de crecer,  de sentir…

Días de verano

Escribía hace días sobre la vuelta al trabajo. Vuelta que me ha puesto patas arriba, defendiéndome cual gato panzarriba.
Sigo con el mes y aprovecho para por fin publicar aquello que me rondaba hace casi un mes.... Sintiéndolo presente y buscando esa esplendidez en esta tarde...

Las vacaciones se acaban y se acerca la vuelta al trabajo, al cole y a la A8.
El día 2 se presenta lleno de incertidumbres, de reencuentros con el correo, el ordenador y los compis de trabajo. De ver como cuadramos y hacemos álgebra para poder compaginar, trabajo, escuela, distancia al trabajo, alimentación, abuelas, sueño, economía y social.
Pero bueno, dicen que disfrutar de la vida es cuestión de actitud, de saber ver las pequeñas cosas que la vida nos regala, y yo cada vez estoy más de acuerdo con estas afirmaciones.
Y también creo que es necesario parar para poder disfrutar, para poder ver las pequeñas cosas. Correr está bien, pero no da espacio a saber reconocer todo lo bueno que tenemos, es más, diría q…

3 días

3 días,
3 días en los que me he sentido abrazada por la vida.
3 días para pensar en lo espiritual y en lo mundano, para pensar en el proyecto del que somos parte.
tres días de conciliación.
Croco y yo hemos pasado tres días de trabajo en Getaria.
Tres días en los que he podido combinar trabajo y maternidad.
A veces resulta difícil combinar las tres esferas de nuestra vida, la personal, la familiar y la profesional, pero ésta no ha sido una de ellas :)
gracias por estos tres días a quienes habéis participado en ellos :)

En periodo de adaptación, 1ª semana

La primera semana ha pasado.

Ha sido una semana dura, que creía que nunca acabaría, pero esta, como todas, como todo, también pasó.

Croco ha dado buena cuenta de su seguridad en nosotros, de sus dotes de explorador y del ser social que es. Llega a la escuela y se queda jugando con sus compis y profesoras.

                                             Su padre lo pasa algo peor.No es un ser del todo social como sabéis. 
Y yo en la distancia. 
En la distancia, pregunto y pregunto. Quiero saberlo todo. Como han estado. Como se llaman sus compis de clase. Que cuentan las andereños. Y frío al chico grande con preguntas. 
Y en el reencuentro de las tardes con el Croco le frío a él de preguntas.  De cómo se lo ha pasado.  De qué ha hecho.  De los colores que dibujan su mundo.  De sus nuevas amistades. De lo que ha jugado. 
Y trato de estar aunque no estoy.  Y trato de participar en la distancia. 
Y trato de hablarle mucho y de jugar mucho y se sobarle y de bailar y de lactar y de gozar cuando lo veo…

En periodo de adaptación

Ya está aquí!
Sin darme cuenta ya estamos otra vez en el noveno mes del año, época de cambios, de vueltas al cole/oficina/rutina y a las posibilidades que da todo comienzo.
Yo ya llevo tres días del periodo de adaptación, pero mi croco comienza mañana.
Este año se encarga mi esposo mantecoso de esta etapa tan importante, y yo lo vivo desde la pena por no estar yo, y la confianza por lo bien que lo va a hacer y el orgullo de que Crco tenga un padre que participa activamente en sus procesos de crecimiento y maduración, en la ruptura de estereotipos de género y en el fomento de una paternidad corresponsable (aunque para ser sincera... hoy el sentimiento que prevalece es la pena por no acompañarle yo en este proceso, por ceder espacios que me gustaría fueran míos)
Así que, como voy a estar siguiendo el proceso de Croco desde la barrera, voy a escribir sobre el mio.
Sobre mi propio proceso de adaptación a la escuela, y a que Croco y su padre establezcan un proceso donde yo no tenga un pape…